De por qué invertir en formación literaria

A veces cuando veía anuncios por las redes sociales de cursos de escritura de todo tipo, sentía una mezcla de envidia y curiosidad. Envidia porque casi nunca podía hacerlos por diversos motivos y curiosidad por saber si ese tipo de cursos de verdad valían la pena, pues había leído alguna experiencia decepcionante en algún blog y canal de Youtube. Pensaba: ‘¿me merece la pena gastarme todo ese dinero en un curso que a lo mejor no me va a enseñar nada nuevo?’. Si a eso le sumamos que, en general, la inmensa mayoría de los cursos a los que he asistido a lo largo de mi vida han dejado mucho que desear, solía inclinar la balanza a favor de no arriesgarme. Pero este año decidí probar suerte (año nuevo, vida nueva) y dar una oportunidad a uno de los pocos cursos literarios que he visto por mi ciudad.

A medio camino de acabar el taller de novela al que estoy ahora asistiendo, organizado por la Escuela Literaria Babilonia, me gustaría hablaros de mis primeras impresiones y reflexiones al respecto. Os comento: se trata de doce sesiones teórico-prácticas donde, a parte de ver las nociones básicas de una novela (estructura, personajes, narrador, etc.), leemos una novela corta por semana que ejemplifica el tema que hemos visto esa semana y, además, escribimos. Escribimos mucho y hacemos muchos ejercicios para poner en práctica lo que vamos aprendiendo. Es lo que más disfruto, el tener que ponerme a escribir, tanto en clase como luego ya en casa. Bueno, partiendo de la base de que me encanta escribir, no es nada extraño.

Gracias a este taller me he dado cuenta de varias cosas:

Hay que probar de todo

En estas seis primeras semanas todas las ‘mini’ tareas de escritura improvisada y las que hacíamos en casa no solo nos servían para practicar la teoría, sino que también suponían un reto. Nuestro profesor nos recomendaba siempre que para esas tareas probáramos cosas que nunca habíamos hecho: trabajar con un narrador diferente al usual, poner a nuestros personajes en situaciones absurdas, pensar alternativas a escenas que ya habíamos completado o relatar con la suficiente intriga en apenas unas líneas.

Crecer como escritores es precisamente ponernos a prueba en aspectos que no habíamos tocado antes. Salir de la zona de comfort para sorprendernos de lo que podemos hacer ante un papel en blanco.

Tres pares de ojos ven mejor que uno

Mis dos compañeras de taller y yo tenemos que trabajar en una novela corta (vamos, como un Trabajo Fin de Máster, pero literario) y cada semana vamos leyendo los progresos de las demás y comentándolos entre nosotras y junto al profesor. En este pequeño coloquio al principio de la clase, nos decimos lo que nos gusta, lo que no, lo que no nos cuadra, lo que se podría mejorar, etc.

Cuando terminé el borrador de ‘Nivel 10’, tres amigas hicieron las veces de lectoras beta y me fueron indicando de modo general lo que se podía mejorar o los fallos que habían descubierto en la trama. El problema es que fue un comentario general después de leer todo el manuscrito y era muy probable que se les pasaran muchas cosas por alto al final de toda la novela.

Sin embargo, este feedback semanal nos ayuda a todas a tener los comentarios más frescos y a corregir mucho más rápido nuestras historias antes de que luego sea demasiado tarde para darse cuenta de todos los fallos. Es una revisión mucho más exhaustiva y profunda que te da mucha perspectiva de tu obra y que hace que no te duermas en los laureles con el «ya revisaré al final».

Poder confiar en alguien que sabe más que tú

En muchos ámbitos de mi vida he sido muy autodidacta. Pero siempre echo de menos ir a clase y que me enseñen como es debido. Que me guíen y no sentirme que estoy dando palos de ciego. Con mi primera novela, todo recaía en mí y no conocía a nadie que tuviera la formación adecuada para indicarme el camino, que me dijera si los pasos que daba estaban bien encaminados o no, ni realizara la función de corrector/editor. El experimento no salió del todo mal para ser mi primera zambullida a la piscina, pero si hubiese tenido a esa persona para corregirme de manera profesional, sé que ‘Nivel 10’ habría salido muchísimo mejor.

En el taller, nuestro profesor también hace las veces de corrector editorial y me transmite una confianza y una tranquilidad inmensas el poder contar con alguien que le de una mirada ajena a la historia y sepa lo que haga. Aunque he ganado cierta experiencia corrigiendo ‘Nivel 10’, ahora mismo soy cinturón blanco en este mundo y sigo dando palos de ciego. Tener una persona experimentada también me ayuda a ver en qué cosas he de fijarme con más atención cuando escriba y revise. Y eso es un bien muy preciado para mí.

En definitiva…

Es la primera vez que acudo a un taller o curso de escritura porque, entre otros factores, si bien es relativamente fácil encontrar cursos, o se organizan en otra ciudad o son demasiado caros para mi situación actual. En Almería, por otra parte, no suelo encontrar muchos (por no decir ninguno) y este que estoy haciendo en estos momentos lo pude pillar a tiempo y a un precio bastante razonable.

Si podéis invertir vuestro tiempo y recursos en formación para escritores, mi experiencia me dice que merece mucho la pena hacer ese sacrificio. Quizá pensemos, como me pasaba a mí, que no tendremos tiempo, que tienen un precio algo caro para nosotros o que no vamos a aprender gran cosa, pero os aseguro que nada más lejos de la realidad. Por supuesto, lo aconsejable sería informaros primero sobre el susodicho curso/taller, preguntar a alumnos que hayan estado, investigar en foros y redes sociales, etc. Nadie duda que un médico deba estudiar y especializarse en alguna rama; en nuestro caso, pasa igual: si queremos ser buenos, hay que invertir y confiar en esa inversión.

 


Espero que os haya gustado la entrada de hoy y os anime a dar el paso si todavía estáis indecisos. Y no dudéis en comentar vuestra experiencia.

Un saludo y que la literatura os acompañe.

 


Imagen de portada extraída de Andreas Levers
Anuncios

Un comentario en “De por qué invertir en formación literaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s