Un mes en la blogosfera

Hoy La escritora entre el centeno cumple un mes de su primera entrada. Sí, parezco una de esas típicas parejas que celebran el aniversario hasta a la semana de empezar, pero conociéndome, esto es todo un logro. He pasado de tener mis dudas sobre empezar un blog a por fin arrancarme a ello. Por eso quiero celebrar este pequeño hito y trabajar para que cuando el blog cumpla un año, pueda volver a celebrarlo y por todo lo alto.

Así que me he permitido un pequeño viaje a Valladolid, la tierra de mi familia materna, para inspirarme, escribir (no me olvido del NaNoWriMo), despejarme, volver a visitar lugares de mi juventud y hacer un poco de marketing, repartiendo estos marcapáginas de ‘Nivel 10’. Si seguís mi página de Facebook, habréis visto que ya están en algunas librerías y cafeterías de Almería. El siguiente paso: colonizar Valladolid y Madrid 😉

No solo voy a hacer un poco de marketing, sino que voy a aprovechar para ir preparando una entrada con algunas de las localizaciones reales que inspiraron las calles de Beltaríh, la ciudad donde tiene lugar la trama de ‘Nivel 10‘, así como otro post dedicado a autores y autoras vallisoletanos.

Y para terminar la celebración, os dejo un pequeño relato que escribí en Londres en el verano de 2011. Está inspirado en esta canción de Regina Spektor y que incluye fragmentos traducidos de la letra.


Todos aplaudían. Ella seguía con su sonrisa, reluciente y seductiva, después de terminar su canción final. Era imposible quedarse impasible ante su voz desgarradora y ese sentimiento de dolor que se atisbaba en sus ojos cuando cantaba. Eva, la favorita del público; el club se llenaba de viernes a domingo, cuando ella actuaba.

Segundos después de terminar cada actuación miraba hacia la mesa situada al lado de la escalera. Ahí solía quedarse siempre su soldado, como ella le llamaba. Pero desde hacía meses que ya no estaba allí sentado. Los mismos meses que habían pasado desde que comenzara la guerra y su soldado tuviera que ir al frente. No le quedaba más remedio que aguantar la ausencia. Desde hacía unos meses, los mismos meses desde que empezó la guerra, los mismos meses desde que su soldado se marchó,  sus canciones sonaban más desgarradoras aun. Desde hacía unos meses, los hombres que acudían al club la deseaban más.

Salió del escenario, bajó por los escalones situados detrás del telón y atravesó el pasillo que conducía hasta su camerino, entre felicitaciones y miradas de rivalidad. También era la más odiada. Entró a su camerino y se sentó en su tocador. Empezó a desmaquillarse, a quitarse esa máscara que se ponía siempre ante la gente, hasta que se dio cuenta de que en su mesa había una carta. La abrió con cuidado, con el mismo cuidado con el que hacía las cosas.

Empezó a leer. Cogió los polvos, los tiró; cogió los peines, los tiró; cogió la carta, la rompió, la tiró.

Una de las bailarinas entró para llamarla. Vio los utensilios por el suelo y a ella agarrada a la silla, mirando fijamente el espejo, el rímel manchando sus blancas mejillas.

—¿Qué ha…?

—Desaparecido en combate —dijo, limpiándose el rímel corrido por las lágrimas.

Hubo un momento de silencio. Ella recogía los trastos del suelo mientras su amiga la miraba atónita.

—¿Irás al funeral?

—Por supuesto que no. Estarán su mujer y sus hijos… Quiso defender a su maldito führer, pues que se pudra bajo la tierra de este maldito país.

__

El público aplaudía al escuchar su nombre. Su canción comenzó. Como de costumbre, su desgarradora voz voló por el club; su pena lo inundó todo. Ya no miraba a la mesa de al lado de la escalera, pero miraba hacia el techo, como si desde el escenario pudieran verse los planetas y las estrellas. Miraba al cielo y cantaba:

Debo seguir en pie

No puedes romper lo que no es tuyo

Debo seguir en pie

No es mía, no es mi elección

Teme a los fríos,

Ellos heredarán la sangre.

Después de mí, el Diluvio.


Espero que os haya gustado tanto el relato como la canción y nos vemos a la vuelta.

Que la literatura (y la música) os acompañen.

Anuncios

Un comentario en “Un mes en la blogosfera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s